La importancia de las cualidades físicas para los vigilantes de seguridad

91 532 34 82
La importancia de las cualidades físicas para los vigilantes de seguridad

Las capacidades físicas son indiscutibles dentro del sector de la vigilancia privada. Como empresa especializada en la expedición del certificado médico para el vigilante de seguridad en Madrid Centro, somos conscientes de la importancia de disponer de un buen estado físico para ejercer esta profesión. Por este motivo, las características físicas están también reguladas por la Administración.

La normativa española exige que quienes vayan a desempeñar cargos de seguridad se sometan a una revisión de sus actitudes físicas, para demostrar que tienen plenas capacidades para ejercer el puesto. Esto revisión tiene lugar a través de un examen médico, que se realiza en clínicas como la nuestra, centradas en el reconocimiento y certificado médico para el vigilante de seguridad en Madrid Centro.

Sentidos como la vista y el oído son esenciales para la labor de vigilante. Una visión limitada o un oído que no funcione a pleno rendimiento puede dar lugar a accidentes o problemas fácilmente evitables. Adelantarse a un altercado por el escándalo, acudir a una caída por el ruido o reconocer a quien ha cometido una infracción son acciones que dependen completamente del funcionamiento de los sentidos.

También el sistema cardiovascular y locomotor son esenciales para un vigilante de seguridad. De ellos depende la capacidad para realizar un esfuerzo físico y movimientos rápidos o evitar accidentes de los propios trabajadores. Una carrera ante un robo o levantar a una persona accidentada requieren un buen fondo físico.

Se añade a todo esto el sistema respiratorio. Además del sistema endocrino, pues una persona que sufra sobrepreso no sería la más indicada para ello.

Finalmente, en nuestro Centro Psicotécnico Arenal se examinan también las capacidades neurológicas. Una capacidad de reacción óptima y la ausencia de problemas de cognición son unos requisitos indispensables para controlar lo que ocurre a nuestro alrededor y reaccionar de forma rápida y efectiva.